Los trenes solitarios, de José Raúl Palacios

 

TRENES

 

y metales reservados.

Una altiva víbora de cuerpo recubierto
asoma entre fierros adoptivos;
se retuerce bajo cales, soles y cenizas.

Es el sur, hacia el sur
se desenvuelve la infinita cólera.

Su voz de chirridos
adormece el ritmo cascabel,
y en vagones, desde siempre inhabitados,
se saluda…

ya con ojos interdictos
ya en mirada no encendida.

 

 

en Cobra, herida y gravedad, 1993

 

 

Anuncios

~ por ca en 20/08/2009.

Una respuesta to “Los trenes solitarios, de José Raúl Palacios”

  1. la víbora…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: