Amanecer sin tacto, por Martin Caffels

 

 

Un pie frío, o desnudo,
reposa sobre el mármol.
Bataille lo dice mientras empuja el anaquel vacío
sobre el cuarto desollado, entre las ramas.

No hago más que recordar, o imaginar
(¿hay alguna diferencia?)
tus recodos inferiores, una uña roja trizada,
un empeine epóxico,
laceraciones producto de jeringas,

inyecciones
y otros artefactos de placer reverso.

Otro pie desnudo;
tu araña aguda involucrada en mis oídos,
y los pelos, ambos, muchos pelos,
reordenados
cada vez de peor manera.

Ven, vení, come here,
i’ll wait your presence…
y me vuelvo díscolo, magnético, polifacético

y te envuelvo en lenguas,
caricias new-gramaticales
y mi fuertemente inducido protolenguaje.

 

en Palabras en reconstrucción, 1977

 

 

 

Anuncios

~ por ca en 06/05/2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: