Torneo en Caguach, por Jorge Velásquez

 

 

De lejos vimos la iglesia Caguach
la guitarra del finao Pedro Hueicha
y el Restaurante “Colo Colo” para iniciar la procesión

Remeros hacían sonar sus chumaceras contra el bote

Algún brujo les meterá un gol
en el mismísimo tiempo de su llegada

Y cruzando con su piragua gozoso
el remero inflaba su ira a este equipo deslastrado

A veces el tiempo nos atrapa
y nos esquila hasta dejarnos sin piel

Según versifica el acta
un Domingo 28 de febrero
volvimos a nuestra lejana isla:

cabeza baja, sin vino y una cornada del premio
que no llevamos.

en La iluminada circunferencia, 2006

 

 

 

Anuncios

~ por ca en 23/08/2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: